martes, febrero 22, 2011

Un aporte a la felicidad


He encontrado varios comentarios en mi correo sobre mi artículo de "El arte de dirigir" titulado "El directivo como constructor de felicidad. Uno de ellos es el de Nelida San Martín, a quien conozco hace muchos años. Lo copio textualmente y sólo añado que es una opinión que comparto en plenitud.
 
"Estimado Juan, gusto en saludarte. Recién volviendo de vacaciones es un placer poder contar con tu artículo.

Me surge un aporte:
·         El directivo, además de atender y entender el carácter “aspiracional” propio de cada integrante de sus equipos, también requiere ser un diestro observador de las habilidades y competencias de sus colaboradores.
·        
El hecho que cada persona descubra sus potencialidades, las palpe, las reconozca , las despliegue, y reciba un feeback de sus aportes en el ambiente donde se desempeña (a lo cual muchas veces somos ciegos), contribuye a una mayor seguridad, a una solidez y valoración personal.  
·        
Permite que se abran espacios concretos  donde “yo soy importante”, donde “yo contribuyo, lo puedo hacer bien”, “y cada vez mejor”.
·         Este es un factor clave para identificar el lugar preciso que ocupe cada persona en la organización, que está íntimamente relacionado con la felicidad: hacer lo que me gusta y para lo que tengo más competencias, lo que naturalmente me resulta más fluido y “fácil” (para él o ella).  Crezco, me despliego, me desarrollo, evoluciono.
·        
Si a eso sumamos una adhesión a los objetivos institucionales, en concordancia con mis habilidades y capacidades, se produce una intersección virtuosa que enriquece el accionar común.
·        
Entonces el desafío para el directivo es crear ambientes donde se reconocen las aspiraciones de cada individuo, unido a la definición de un objetivo con sentido común, al cual cada integrante contribuye desde lo mejor de sí, …… la felicidad será un fruto sostenido en el tiempo, que provocará evolución y enriquecimiento de cada uno y cada una."

Gracias a ti Nélida

No hay comentarios: