domingo, mayo 20, 2007

Quiero hablar del coraje y de Loreto

Los historiadores sólo se refieren a los hechos cuando los años han quitado las emociones que pesaban sobre ellos y un cierto polvo ha depositado sobre sus anaqueles verdades distintas. Yo no soy historiador pero he dejado que pasen unos meses para hablar del efímero paso de Loreto Ditzel por la Subsecretaría de Deportes.

Tampoco contaré nada de la historia, quiero hablar de ella porque soy su amigo y su coach. Y me ha conmovido su coraje.

La palabra coraje viene del latín cor que significa corazón, corage en el antiguo franco. Significa tener valor "Echar el corazón por delante" . En la Edad Media el corage era el centro de la vida interior, en donde se ubicaban los sentimientos, los pensamientos y la voluntad. De ese centro de energía y fuerza quiero hablar


El Mercurio recogió la siguiente declaración de Loreto en aquellos días aciagos del mes de marzo: "He observado y vivenciado con profunda indignación y asombro la forma en que he sido tratada. Se ha enlodado mi prestigio profesional, laboral y humano. La saña y agresividad de los ataques que he recibido en pocas horas me ha demostrado el nivel de odiosidad que subsiste aún en algunos sectores".
Se refirió a la indignación y al asombro. Algunas veces por sentirlos las personas se salen de la cancha, se retiran. Eso no es lo que hizo Loreto y después de su noble renuncia al puesto (que no es lo mismo que retirada de su legítimo derecho a defender su verdad), buscó tener las conversaciones que dejaran clara la injusticia que se cometió con ella. Las cuerdas se quiebran por sus partes más débiles y ella fue un episodio más de la forma en que Gobierno y oposición hacen política en este país de rencores. No salieron con el mismo relieve las acusaciones que los retractos.
Así cuando Longueira reconoció que había sido un ataque injusto, los medios lo comentaron sin titulares. Esto no es relevante para mi reflexión, sólo enmarca un contexto de injusticia, que hace mas valioso el coraje.


Loreto pudo encerrarse en sí misma, sin embargo hizo uso del coraje de quienes saben que están siendo injustamente acusados y defendió su nombre y su honra. Hay en esta conducta una pauta que a mi juicio caracteriza a las personas que tienen liderazgo y que saben que su credibilidad es su capital mas importante.


No se puede dirigir sin coraje, sin defender las propias convicciones. Renunciar tambien es una manifestación de ese coraje, cuando con ello no se da el capítulo por cerrado. Las batallas son sólo episodios de las grandes contiendas. Todos los que ganaron perdieron alguna vez una batalla, pero tuvieron el coraje de seguir en su lucha.
Hablamos no hace mucho de sus lecciones aprendidas y me dijo algo que me dejó pensando: "Hay momentos en que quien tiene que sacar la cara por uno mismo es uno mismo".


Podemos no estar de acuerdo con las ideas de otros, pero admiramos el coraje en defenderlas, porque no somos inmunes al corazón de nadie. Por eso (y esto es lo que me hace traer este episodio a un blog de coaching directivo) enfrento a mis coachees que exponen su confusión por no tener seguimiento ante las crisis, si dijeron todo lo que tenían que decir o "jugaron a ser correctos", si defendieron sus ideas, si a su alrededor pudieron ver el coraje sin ira de no dejar que pisotearan su postura. ¿Te hiciste respetar?, les pregunto.
He colaborado durante estos últimos años con Loreto Ditzel, pero nunca la he respetado tanto como ahora. Y aprovechando que este blog es mío y puedo usarlo como ventana, le doy las gracias por la lección personal que me ha mostrado y que también para mí tiene sus ecos.

6 comentarios:

Raúl Herrera L. dijo...

Gracias Juan por esta bella historia de coraje y de respeto por uno mismo. No conozco a Loreto, tu historia me toca y me conmueve

Germán dijo...

Aquí solo una muestra del llamado coraje de Loreto Ditzel, recomiendo leer "Cuando el Estado Castiga" de Oriana Zorrilla, ¿maltratar a una mujer embarazada?
para eso sí, se debe tener coraje....y no es una historia..el maltratado desde su vientre por la Sra Ditzel, es mi hijo.
Atte
German

Diario La Tercera 14 de marzo 2007
Se recordó que tiempo atrás apareció en el libro de Oriana Zorrilla "Cuando el Estado castiga" un supuesto maltrato por parte de Ditzel hacia una mujer embarazada que trabajaba en el Sernam (Servicio Nacional de la Mujer).

Diario La Nación 14 de mayo 2007
SUELEN COMETERSE ERRORES . El ministro del Interior, Belisario Velasco, reconoció uno respecto del nombramiento de Loreto Ditzel en la jefatura de Chiledeportes

Extranoticias 15 de mayo
DITZEL NO TIENE MÉRITOS PARA OCUPAR CARGO", AFIRMA SENADOR PABLO LONGUEIRA
El senador Pablo Longueira expresó que la designación de la nueva subsecretaria de Chiledeportes, Loreto Ditzel, es una “demostración más de la mediocridad de este gobierno”, ya que ponen en el cargo “a una persona que no tiene ningún conocimiento de esta actividad, que es sicóloga y que fue la persona que avaló el testimonio de Gema Bueno, que fue parte de un montaje, que es incompetente profesionalmente e incluso no descarto que haya sido parte del montaje

El Mostrador 14 de marzo
Funcionarios se declaran "en alerta"

Frente a esta designación, la Asociación Nacional de Funcionarios de Chiledeportes (Anfuchid), se declaró en "estado de alerta", debido a que la profesional aparece vinculada a un caso de maltrato en contra de una funcionaria embarazada cuando se desempeñaba en el Sernam.
La entidad, a través de una declaración pública, acusó una "falta de prolijidad" en este nombramiento, frente al cual tienen aprensiones que se fundan en que "el nombre de la señora Ditzel es mencionado en el libro 'Cuando el Estado castiga' de la periodista Oriana Zorrilla, documento que nuestra Asociación ha difundido ampliamente entre nuestros socios".

Juan Vera dijo...

Germán, lamentablemente tira la piedra y esconde la mano. No se quien es usted aparte de la paternidad que se adjudica. reconozco que situarse en esa impunidad me molesta.

Pudo haber incluido también lo que Pablo Longueira dijo después de hablar con la Sra. Ditzel. Se lo reproduzco.
“En la reunión me pareció que ella fue muy sincera y creo honestamente que no tuvo ninguna intencionalidad de perjudicarnos desde donde ella estuvo”, explicó Longueira a El Mostrador.cl. Además, enfatizó que Ditzel “fue víctima de la impunidad que todavía hay en el caso montaje, porque como no hay responsables, finalmente, todos aquellos que estuvieron en las instituciones cuando ocurrió este hecho van a quedar vinculados a la responsabilidad de un montaje donde no hay ningún responsable por los delitos que se cometieron”.

No lo hizo. Quiero suponer que tiene buena intención y dolor, pero desconfío de los juicios lapidarios. Dado que el post era sobre el coraje, me molesta la forma en que accede a mi blog.

No pretendería justificar todas ls actuaciones de la Sra. Ditzel, como no defiendo las mías. Siguiendo con las piedras ¿Se siente usted con la pureza de conducta para tirar la primera?

Germán dijo...

Sr Vera, no escondo la mano, solo es, que no tengo un gran manejo de estas herramientas, mi correo electrónico es germanfernandezaliaga@gmail.com
que más quiere saber usted en este mundo virtual que confunde?
Este tema, no es de pureza, si de transparencia, la Sra Ditzel debió haber tenido el coraje de decir "no" a la presidenta más aún si a los cuestionamientos a sus comportamientos relacionales como funcionaria pública se sumaba su desconocimiento del tema, declarar que su mayor acercamiento al deporte era salir a trotar, me parece también una burla a todos los ciudadanos y ciudadanas chilenos y chilenas. Si finalmente quisieron instalarla en ese cargo por su amistad y cercanía con Soledad Alvear, mérito distinto a ese no tenía para el cargo, hablar de su coraje, de puros o impuros, me parece, créame usted un exceso a la personaje aludida y a las situaciones planteadas, es posible que si usted en vez de su coach fuese su subalterno comprendería a qué me refiero o de qué estoy hablando, con los pies bien puestos en el cemento de la administración pública.

Oscar Peyrau dijo...

En respuesta a lo que señala el señor Germán, respecto del nombramiento de la Sra. Ditzel, quisiera opinar que me llama mucho la atención los juicios que emite en circunstancias que los hechos son otros.

Por ser una persona vinculada cercanamente a funcionarios de Sernam, puedo informar que desde ese servicio se vivió con conmoción todo lo que fue el paso laboral de la Sra. Lucumilla en esa repartición pública. Ella fue contratada para hacer una auditoría, mientras la Sra, Ditzel era la jefa de gabinete de la Ministra Josefina Bilbao. Luego de un mes de trabajo ella comenzó a presentar licencias reiteradas . Incluso desde el Depto de Bienestar del servicio se le fue a ver a su domicilio dado que su licencia preescribía reposo absoluto. Lamentablemente ella no se encontraba por lo que no se podía tomar contacto con ella. Durante ese período hubo cambio de gobierno y llegaron nuevas autoridades. La Sra. Ditzel se fue a trabajar a otro lugar y la Sra Lucumilla permanecía con licencia. Posteriormente ella fue despedida por las nuevas autoridades del Servicio, según consta en los antecedentes. Hubo muchas dificultades con su desempeño, señalado por los propios funcionarios. Posteriormente me enteré que estaba involucrada en un crimen pasional, el que seguí por la prensa por lo increíble de la historia. Supongo que Ud por tanto era otra pareja a la víctima señalada en la nota que salíó en la cuarta de la época y que está disponible en google. Es la misma Cecilia Lucumilla que luego apeló a la Corte de Apelaciones y que no fue acogida su apelación.

La Cuarta , 20 de abril del 2003
A martillazos mató a marido en trifulca
Como C. Lucumilla fue identificada la mujer que dio muerte a su marido a martillazos, luego de una violenta discusión familiar en la vivienda de la comuna de El Bosque.
El hecho ocurrió en calle Los Aviadores 684, cuando Adolfo Galaz Valenzuela ingresó al dormitorio donde se encontraba su mujer con un martillo y con la clara intención de golpearla.
Sin embargo, la mujer fue más rápida y logró quitarle el arma blanca, ante lo cual el hombre partió a la cocina en busca de un cuchillo. Al regresar, Cecilia lo esperaba y comenzó a golpearlo con el martillo hasta que le dio muerte. La mujer quedó detenida y fue puesta a disposición del Juzgado del Crimen respectivo.

Nitza dijo...

Gracias Juan, por los bellos comentarios de de mi hermana. En nombre de mi familia, compuesta por mis padres, Luis y Nitza, mis hermanos, Rodolfo, Alejandro, Gerardo, sus esposas e hijos, y en el mio y mis hijos Javier e Isidora, nuestros sinceros agradecimientos. Han sido tiempos dificiles pero a su vez enriquecedores de darnos cuenta que nuestra familia es una " gran familia" y contamos con una gran hija, hermana, madre, tia en nuestras filas. Cuando nuestros padres se casaron quisieron formar un clan y lo lograron y es ese el maximo exito en la vida de las personas. La Loreto es producto del gran amor que hay es los Ditzel - Lacoa.