martes, agosto 28, 2012

Michel Foucault: Una pregunta distinta


La presentación del programa de Coaching y Política en Buenos Aires ha sido un encuentro notable con casi un centenar de personas que tienen el deseo de contribuir a mejorar la política argentina, a la vez que se sienten lejanos con un sentimiento de frustración y hastío.

Dos días mas tarde me llega, a través de Luis Carchak, una frase del filósofo e historiador francés Michel Foucault, que aporta Hugo Gallardo, para consolidar, dice él, el argumento de San Francisco de Sales que formulé en mi conferencia. Merece la pena traerlo aqui como una "perla cultivada":

"¿Por qué me interesa tanto la política? Si pudiera responder de una forma muy sencilla, diría lo siguiente: ¿Por qué no debería interesarme? Es decir, qué ceguera, qué sordera, qué densidad de ideología debería cargar para evitar el interés por lo que probablemente sea el tema más crucial de nuestra existencia, esto es, la sociedad en la que vivimos, las relaciones económicas dentro de las que funciona y el sistema de poder que define las maneras, lo permitido y lo prohibido de nuestra conducta. Después de todo, la esencia de nuestra vida consiste en el funcionamiento político de la sociedad en la que nos encontramos.

De modo que no puedo responder a la pregunta acerca de por qué me interesa; sólo podría responder mediante la pregunta respecto de cómo podría no interesarme (...) No estar interesado en la política es lo que constituye un problema
. De modo que, en lugar de preguntarme a mí, debería preguntarle a alguien que no esté interesado por la política, y entonces su pregunta tendría un fundamento sólido, y usted tendría todo el derecho de gritar enfurecido ¿Por qué no te interesa la política?"
 
Ese es mi grito ¿Cómo no puede interesarnos la política cuando vivimos en un mundo 
convulso, que clama un nuevo orden y pide un nuevo tiempo.

No hay comentarios: