jueves, abril 24, 2014

Ya no sé si soy consultor

Hubo un tiempo en que ser consultor me parecía claro, en que ser coach era una distinción, en que querer cambiar el mundo en que vivía era un propósito. Hoy todo lo que hago me remite al transitar por una experiencia humana. No sé si me voy haciendo protagórico (que supongo que es como se llamarían los seguidores de Protágoras de Abdara), no sé si terenciano; sólo concibo que vivir es una forma de ser parte de algo más profundo que tiene que ver con una estirpe humana que se inicia en la memoria perdida de un anhelo creador, de un infinito, de un sueño interminable.

El sentido es servir, estar presente en el devenir de los mundos, los seres y sus conexiones. Vengo de una entrevista que vuelve a poner a la Educación en mi camino y leo el blog de alguien que no conozco: Juan Sobejano, pero que dice cosas que comparto y decido replicar por una red que va uniendo ideas, mensajes, destinos, tal vez, posibilidades de que dejemos la correspondiente huella en la construcción de un camino, el de la recuperación de lo humano en el centro. Eso preconfigura una forma de intervenir y de estar.

AQUÍ DEJO EL LINK

6 comentarios:

Rosa dijo...

Para releer, gracias.

Rosa dijo...

Para releer, gracias.

INGRID SOLANGE dijo...

Muy interesantes tus entradas, aunque reconozco que recién ahora las estoy leyendo.....seguramente ahora era el momento. Siento como que te conociera.....Gracias y sigue adelante.

Gisèle Garcia dijo...

Leo al azar tu blog, no tan al azar, el 15 de mayo trabajo fuera y el 16 vuelvo a Madrid. A ver si llego a escuchar, compartir, y elegir el dar servicio a algo mayor, que me llama la atención desde la adolescencia, el ser político, el impacto, el poder, el hacer, y por supuesto el Ser político. Decir que si al coaching político es decir que No a muchas mas.
Gracias

Juan Vera dijo...

Giséle, te recomiendo que te pongas en contacto con Silvia Guarneri de la Escuela Europea de Coaching,estamos hablando con ella de hacer un Programa de sábado 18 a mañana del Domingo. Su mail es silvia@escuelacoaching.com

Saludos afectuosos

Escuela Helene Lang Ovalle dijo...

Siento que todo lo que sucede, no es azar, sino, causalidad...las misiones nos eligen y hay que dejarse llevar...no hay mucho argumento cuando los hechos hablen por nosotros, felicitaciones!!!