miércoles, octubre 21, 2009

La coherencia que Pablo Reyes llama la Conexión con el hacer

"El arte de dirigir" que he enviado este mes ha generado un aluvión de mails de respuesta, parece que la experiencia real que narro, vivida en la Patagonia chilena, camino a las Torres del Paine ha producido interesantes reflexiones y bastante emoción. El artículo, que pronto será accesible desde la ventana de este blog del mismo nombre, se titulaba. "El valor de la coherencia".

Uno de los reportes mas interesantes es el de Pablo Reyes, colega en estas tareas del coaching y uno de esos seres con luz y pureza. Él me hace ver la conexión con un post de su propio blog que copio mas abajo con su autorización

Hace algunos días viendo tele con mi hija mayor Antonia (de 13 años), salió una persona hablando sobre un proyecto y ella me dice algo por el estilo:

"Te has fijado que hay gente que cuando habla se les nota que se creen dioses?"... yo le pedí que me explicara más...

Entonces me dice..."claro, cuando hablan se ve que lo están haciendo con total convencimiento de lo que dicen, que saben que lo que están diciendo es algo que tiene que ver con su Ser".

Tuvimos ahí una bella conversación sobre el Ser y el hacer, poniendo ella la distinción de que cuando se habla desde el Ser, es como si alguna fuerza del universo o divina hablara a través de ellos.

Me conecté con un taller que me tocó dictar el otro día para personas integrantes del equipo del programa Puente de la V región, sobre "autocuidado". La conversación fue fundamentalmente orientada a que nos dejamos de "autocuidar" cuando nuestro hacer se empieza a separar de nuestro Ser, del sentido... ahí pasa la cuenta y nos sumimos en espacios emocionales de resignación, resentimiento, rabia, miedo.

Cuando somos fieles en nuestro hacer a lo que realmente somos... es como si dios hablara a través nuestro.

Les dejo un video que encontré. Mucho tiene que ver con esto. Dura 20 minutos, dense el tiempo para verlo.




Sí, Pablo este equilibrio tienen esas personas que nos dejan huellas significativas, que ponen semillas para que nuestro hacer sea diferente, seguramente porque nos mantienen en contacto con nuestro Ser, todo lo contrario de aquellas personas o espacios que producen nuestra alienación

Alienación y alineación son dos palabras que parecen muy similares y que son profundamente distintas.

¿Cómo dirigimos nosotros alineando con el sentido o alienando?

No hay comentarios: