viernes, noviembre 17, 2006

Cortázar a favor de la fragilidad

Los temas nunca se marchan del todo, regresan como los sentimientos. Después que mi colega Krynski me enviara un mail manifestándose conforme con los argumentos del post en que le respondía, encontré un gran refuerzo en las palabras de un compatriota suyo: Julio Cortázar.

Estaba leyendo la entrevista que Milagros Pérez Oliva hace al escritor gallego Manuel Rivas el autor de "La lengua de las mariposas" y cuando la periodista le pregunta si le ha costado terminar su última y voluminosa novela, responde:

"No me ha costado terminarlo, pero sí que he de confesar que hubo un momento en que pensé que no salía. Eso tiene que ver con aquello que dijo Cortázar de que había sacado la energía de escribir de una infinita fragilidad. El momento critico no fue a la hora de terminarlo, porque también en mi caso, había sacado una enorme energía y el libro se escribía sólo".

Los cito porque presiento que sus consideraciones parten del mismo lugar que las mías cuando argumento que dirigir parte de un reconocimiento de esa fragilidad humana que no pude ser una traba, una rémora, una desventaja, sino el contrapeso para la grandeza.

1 comentario:

Iris dijo...

¿y la inseguridad?